Divorcio en Bolivia: Guía Legal para un Proceso Comprensible

Autora: Rocio Plata
El divorcio es una realidad con la que muchas parejas en Bolivia se encuentran en algún momento. Este proceso, si bien es emocionalmente desafiante, está claramente regulado por la Ley Nro. 603, el Código de las Familias y del Proceso Familiar, con el objetivo de garantizar un procedimiento justo y equitativo para todas las partes involucradas. Este artículo busca proporcionar una visión clara y detallada sobre el divorcio en Bolivia, enfocándose en el proceso legal, los derechos y obligaciones de las partes, y las consideraciones especiales para la protección de los menores.
Divorcio en Bolivia

Entendiendo el Divorcio en Bolivia

El divorcio en Bolivia se rige principalmente por la Ley Nro. 603, que establece dos formas principales: el divorcio por mutuo acuerdo y el divorcio contencioso. La elección entre uno y otro depende de la capacidad de los cónyuges para llegar a un acuerdo sobre los términos de su separación.

El procedimiento para un divorcio varía según el tipo. En el caso de un divorcio por mutuo acuerdo, los cónyuges tienen dos opciones, realizarlo ante un Notario de Fe Pública o ante Autoridad Judicial en materia familiar. En el caso de un divorcio contencioso, su resolución es únicamente ante la Autoridad Judicial.

El divorcio notarial tiene requisitos específicos según la Ley 603, para más detalle, revisar nuestro artículo: ¿Divorcio Notarial?: Conoce su procedimiento y requisitos

¿Existen Causales para iniciar el divorcio?

Según lo establecido en la Ley 603, vigente en la actualidad, ya no existen causales específicas para iniciar un proceso de divorcio en Bolivia. La normativa reconoce que la ruptura del proyecto de vida en común, independientemente de si es una decisión mutua entre ambos cónyuges o surge de la simple voluntad de uno de ellos, constituye motivo suficiente para dar inicio al proceso de divorcio o desvinculación. De este modo, expresiones como “¡No te voy a dar el divorcio!“, que en ocasiones pueden surgir de manera coloquial durante una discusión, carecen de relevancia jurídica en el marco de nuestra legislación actual. Este enfoque refleja un cambio significativo en la perspectiva legal respecto a los procesos de divorcio, priorizando la autonomía de las partes involucradas y eliminando barreras obsoletas que antes podían obstaculizar este tipo de procesos.

¿Cuál es el procedimiento en el caso de Divorcio o Desvinculación Judicial?

El Artículo 210 del Código de las Familias y del Proceso Familiar regula el procedimiento para el divorcio judicial, estableciendo los siguientes puntos clave:

  1. Presentación de la demanda: La demanda de divorcio o desvinculación puede presentarse con o sin un acuerdo regulado.
  2. Citación y emplazamiento: Una vez citada la parte demandada, se emplazará a ambas partes a comparecer dentro de un plazo de tres meses para que confirmen o desistan de su demanda, estableciéndose una fecha para la audiencia.
  3. Actitud de la autoridad judicial: La autoridad judicial debe mantenerse neutral sin emitir juicios de valor sobre la posible reconciliación o la continuación del proceso.
  4. Sentencia: Si persiste la voluntad de desvinculación por parte del demandante, se dictará sentencia disolviendo el vínculo matrimonial o la unión libre.
  5. Acuerdo regulador: Si existe un acuerdo regulador, este será homologado siempre que cumpla con el Código. En ausencia de un acuerdo regulador, la autoridad judicial actuará conforme a lo previsto en el Código.
  6. Renuncia al plazo de tres meses: Las partes pueden mutuamente renunciar al plazo de tres meses y solicitar una fecha para la audiencia, agilizando el proceso de divorcio o desvinculación​​.

Para conocer más sobre las ventajas de contar con un acuerdo regulador, revisa nuestro artículo: ¿Qué es y para qué sirve el acuerdo regulador?

¿Es necesario que las partes estén durante todo el proceso?

Según los Artículos 207 y 213 del Código de las Familias y del Proceso Familiar, no es estrictamente necesario que las partes estén presentes durante todo el proceso de divorcio. El Artículo 207 permite que la acción de divorcio o desvinculación se ejerza por cualquiera de los cónyuges o por ambos, personalmente o por medio de representación​​. Esto implica que uno o ambos cónyuges pueden estar representados por otra persona, bajo un poder especial, durante el proceso. Por otro lado, el Artículo 213 especifica que el divorcio o desvinculación de la unión puede realizarse por medio de un representante con poder especial, con la mención expresa de la vía en la que se realizará y la identificación de la persona de quien se quiere divorciar​​. La combinación de estos artículos sugiere que, aunque la presencia física de las partes puede no ser necesaria en cada etapa del proceso, la participación directa o por representación es crucial en momentos clave.

¿Puede existir reconciliación de los cónyuges en medio del proceso de divorcio?

Sí es posible la reconciliación en medio del proceso de divorcio. El Artículo 208 del Código de las Familias y del Proceso Familiar establece que la reconciliación pone fin al proceso de divorcio y puede ser manifestada en cualquier estado del proceso, siempre que no exista una sentencia ejecutoriada, mediante una declaración verbal o escrita de ambos cónyuges ante la autoridad judicial. Por otro lado, el Artículo 209 señala que, en caso de que surja una nueva discordia después de la reconciliación, cualquiera de los cónyuges tiene el derecho de iniciar una nueva acción de divorcio o desvinculación​​. Esto indica que la ley contempla la posibilidad de una reconciliación durante el proceso de divorcio, permitiendo incluso que, tras una reconciliación y una posterior discordia, se pueda volver a solicitar el divorcio.

Derechos y Obligaciones Post-Divorcio

La ley boliviana establece claramente los derechos y obligaciones de los cónyuges post-divorcio, especialmente en lo que respecta a la asistencia familiar y la custodia de los hijos. La Ley Nro. 548 juega un papel crucial aquí, protegiendo los derechos de los niños y adolescentes involucrados. El bienestar de los niños y adolescentes es una prioridad en el proceso de divorcio en Bolivia. El Código Niña, Niño y Adolescente asegura que sus derechos sean protegidos, priorizando su estabilidad emocional y económica.
Busca asesoramiento legal especializado
Navegar el proceso de divorcio en Bolivia requiere de un conocimiento detallado de la ley y un enfoque comprensivo hacia las partes involucradas. Es esencial contar con el asesoramiento de un abogado especializado en derecho de familia que pueda guiar a las partes a través del proceso, asegurando que se respeten sus derechos y se llegue a una resolución justa y equitativa.
Si después de leer el artículo consideras que requieres asesoramiento sobre el tema, comunícate con nosotros. ¡Estamos a tu servicio!
Cita Formato APA 7
Plata, R. (2024, marzo 26). Asistencia familiar: ¿Cuándo empieza? https://divorciofacil.com.bo/asistencia-familiar-cuando-empieza/