Asistencia familiar: ¿Cuándo empieza?

Autora: Rocio Plata
La asistencia familiar es un derecho y obligación que comprende lo necesario para garantizar la alimentación, salud, educación, vivienda, recreación y vestimenta de los miembros de la familia. Este derecho es exigible judicialmente cuando no se presta voluntariamente, que, en el caso de menores de edad, se prioriza siempre el interés superior de niñas, niños y adolescentes​​. Este artículo se enfoca en el momento desde el cual corre la asistencia familiar, abordando aspectos esenciales como la importancia de los acuerdos de asistencia, sus requisitos y el proceso para su inicio, basándose en el marco legal boliviano.
Asistencia Familiar, Derecho Familiar, Divorcio

¿Qué es un acuerdo de asistencia familiar?

Un acuerdo de asistencia familiar es un convenio entre las partes implicadas (habitualmente padres o tutores) que establece la obligación de proveer recursos necesarios para garantizar el bienestar y desarrollo de los miembros de la familia, especialmente menores, personas con discapacidad o adultos mayores. Este acuerdo detalla los términos de cómo se ofrecerá el apoyo, incluyendo aspectos como la alimentación, salud, educación, vivienda, recreación y vestimenta. Este acuerdo no solo asegura el cumplimiento de dichas obligaciones, sino que también promueve la cooperación y el acuerdo entre los progenitores, fundamentando las responsabilidades parentales en el interés superior del niño, niña o adolescente. Este acuerdo debe ser cumplido voluntariamente o puede ser exigido judicialmente en caso de incumplimiento.

Requisitos del Acuerdo de Asistencia Familiar

Los acuerdos de asistencia familiar deben cumplir con ciertos requisitos para ser considerados válidos y ejecutables. Entre los requisitos se tiene: la identificación clara de las partes, la especificación de las obligaciones económicas o cuantía de la asistencia, la periodicidad y forma de entrega de los recursos, entre otros requisitos. Además, es crucial que este acuerdo sea ratificado por una autoridad competente.

El proceso de homologación del acuerdo de Asistencia Familiar se agiliza considerablemente al presentar un acuerdo ante la autoridad judicial, ya sea en uno de los siguientes casos:

  • Como un documento público emitido por un notario de fe pública.
  • Como un documento privado con reconocimiento de firmas y rubricas certificadas por un notario de fe pública.
  • Como un acuerdo suscrito ante un Conciliador Judicial, ya sea dependiente de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia o del Ministerio de Justicia

En caso de contar únicamente con un acuerdo contenido en un documento privado, también es posible homologarlo ante la Autoridad Judicial. Sin embargo, este proceso se realiza a través de un procedimiento extraordinario que puede extender un poco más la resolución del caso.

¿Desde cuándo corre la Asistencia Familiar?

La asistencia familiar arranca desde la firma del acuerdo. En esta línea, la Sentencia Constitucional Plurinacional 1922/2014 resuelve un caso donde se discutía el momento desde el cual debe correr la asistencia familiar, determinando que debe ser desde la firma del acuerdo de asistencia familiar y no desde la citación con la demanda de homologación. Esto se basa en el interés superior de los niños y la obligación de proteger sus derechos, enfatizando la necesidad de una interpretación de la ley que garantice el cumplimiento efectivo de las obligaciones familiares acordadas. La sentencia revoca decisiones previas que limitaban el cobro de asistencias devengadas a partir de la notificación de la demanda, estableciendo un precedente importante en la protección de los derechos de los menores en Bolivia.

Para ilustrar cómo se aplica el acuerdo de asistencia familiar en situaciones reales, consideremos el caso de Juan y María. Después de que María insistiera, Juan firma un acuerdo de asistencia familiar para su hijo recién nacido en la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de su municipio. Pese a su compromiso inicial, Juan decide incumplirlo unilateralmente. Dos años después, ante un accidente sufrido por su hijo, María inicia el proceso de Asistencia Familiar. En este punto, el juez, al homologar el Acuerdo, da prioridad a la fecha de firma del mismo, en vez de la fecha de citación con la demanda, buscando proteger el interés superior del niño.

Conclusión
La asistencia familiar es un componente esencial para la protección de los derechos de los menores en Bolivia. Los acuerdos de asistencia familiar deben ser claros, concretos y cumplir con los requisitos legales para su validez. El proceso judicial de asistencia inicia con la citación con la demanda, pero las interpretaciones jurisprudenciales subrayan la importancia de garantizar el bienestar de los menores desde el momento de la firma del acuerdo. Es importante entender la legislación vigente y las interpretaciones judiciales para asegurar la protección efectiva de los derechos de los menores, resaltando la responsabilidad de los progenitores y la sociedad en su conjunto de garantizar un entorno seguro y propicio para el desarrollo de las futuras generaciones. La asistencia familiar no solo es una obligación legal, sino también un compromiso moral con el bienestar de nuestros niños, niñas y adolescentes.
Si después de leer el artículo consideras que requieres asesoramiento sobre el tema, comunícate con nosotros. ¡Estamos a tu servicio!
Cita Formato APA 7
Plata, R. (2024, marzo 26). Asistencia familiar: ¿Cuándo empieza? https://divorciofacil.com.bo/asistencia-familiar-cuando-empieza/